Limpieza tras una reforma

Consejos de limpieza después de una reforma

Al finalizar los trabajos de reformas llega el momento de realizar una limpieza exhaustiva de la vivienda. Este tipo de trabajo puede ser difícil ya que debemos asegurarnos de eliminar todo rastro de polvo, o suciedad producto de los materiales empleados en las obras.

Para conseguir un bien resultado y garantizar que la vivienda quedará lista para ser amoblado y habitada, será necesario seguir una serie de pasos. Te presentamos algunos consejos de limpieza de reformas:

consejos de limpieza tras obra

La organización es fundamental

Antes de comenzar con las tareas de limpieza y aseo, lo más recomendable es organizar cuales son las labores a realizar y quienes se encargarán de cada una. Divide el trabajo de limpieza según las estancias, dando prioridad a las más grandes y complicadas como la cocina y los baños.

A continuación, puedes seguir por las menos complicadas como las habitaciones y el  salón. Has una lista con todas acciones que se deben de realizar y de este modo lograras que no se te escape ningún detalle.

Determinar el tipo de limpieza

Es importante saber que de acuerdo al tipo de superficie hay que emplear una u otro tipo de limpieza, por ejemplo la limpieza en seco o limpieza húmeda. Infórmate con antelación el tipo de limpieza que debes aplicar así como los productos que puedes  o no puedes utilizar.

Siguiendo este consejo evitarás dañar superficies o comprar productos que no son necesarios, ya que muchas veces puede bastar con usar agua con un poco de jabón, e incluso ahorrar en tiempo y esfuerzo.

Uso de los productos adecuados

Como mencionábamos anteriormente, es importante saber cuáles son los productos de limpieza que necesitamos según el tipo de limpieza que aplicaremos. Por ejemplo, necesitaremos de un desengrasante para eliminar rastros de aceite o grasa o un producto disolvente para eliminar restos de cemento en las superficies o el suelo.

Otro aspecto a tener en cuenta es si requerimos de medidas especiales de seguridad para la aplicación de ciertos productos químicos de limpieza. Es importante leer siempre el prospecto y las indicaciones de cada producto antes de hacer uso de él.

Establece un orden para la limpieza

Puede parecer obvio pero muchas veces no tomamos en cuenta el orden en la limpieza. Es importante saber por dónde comenzar, a partir de allí seguir con toda la limpieza. Por ejemplo, lo más recomendable es limpiar de arriba hacia abajo, es decir, comenzar por el techo y dejar el suelo para el final.

No olvides las esquinas

Las esquinas son uno de los lugares que más pasamos por alto y donde más suciedad suele acumularse. Utiliza la aspiradora para acceder de mejor manera a esta zona y finaliza pasando un paño húmedo para garantizar que has eliminado todo el polvo.

Para facilitar la limpieza de reformas, antes de dar inicio a las obras retira todo el mobiliario y elementos presentes en las habitaciones, de esta manera será mucho más fácil y rápido realizar la limpieza.

Si la reforma se realiza en una habitación en particular, manténgala cerrada para evitar que el polvo se extienda al resto de la vivienda. Guarde todo los textiles presentes para evitar que la suciedad se adhiera en ellos.

Si quiere ahorrar, tiempo y esfuerzo, lo ideal es contratar a una empresa especializada en limpieza de reformas quienes en cuestión de poco tiempo dejaran su vivienda lista para ser amueblada y habitada.

Más información